C I R C U N C I S I Ó N

La circuncisión es la operación quirúrgica en la que se corta el prepucio redundante dejando al glande totalmente al descubierto de forma permanente.

¿Por qué se realiza este procedimiento?

Las razones por las que se realiza la circuncisión, pueden ser de tres tipos: religiosos, culturales o médicos. En los dos primeros casos se suele realizar al nacer o poco después. Por razones médicas puede llevarse a cabo a cualquier edad y como opción al tratamiento para la fimosis, balanopostitis y las infecciones crónicas del tracto urinario.

¿Qué beneficios tiene la circuncisión?

  • El pene tiene una mayor higiene como consecuencia de suprimirse el prepucio. Además se previenen las infecciones el tracto urinario.
  • Evita la posibilidad de sufrir algunas de las patologías más comunes del pene como puede ser la fimosis, la parafimosis o la balanitis.
  • En un bajo porcentaje permite prevenir un contagio del VIH e incluso prevenir el cáncer de pene.
  • Después de la circuncisión y con el paso de las semanas e incluso de los meses el pene tiende a verse de mayor longitud por la liberación del frenillo.

¿Afecta el placer sexual el realizar la circuncisión?

En general NO, la circuncisión no afecta al placer sexual de un hombre.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

Se puede realizar con anestesia local en el consultorio médico, lo cual lo hace un procedimiento bastante accesible. Sin embargo si el paciente es aprehensivo (nervioso) se recomienda realizarlo con una sedación en quirófano.

¿Es ambulatotio este procedimiento?

Si, posterior a que se realiza el paciente se puede ir caminando como llegó. Se recomienda reposo relativo 24 a 48 horas, sin embargo puede hacer prácticamente su vida normal.

¿Cuándo se puede volver a tener relaciones?

Debemos esperar a que haya cicatrizado por completo, esto va a depender de cada paciente pero va de las 3 a las 4 semanas en promedio.