C I R U G Í A   O N C O L Ó G I C A   Y   R E C O N S T R U C T I V A   L A P A R O S C Ó P I C A

¿Cuándo se realiza una cirugía de este tipo?

Las indicaciones son múltiples, pero las principales son por tumores renales (cáncer renal), cáncer de próstata y cáncer de vejiga músculo invasor.

Otro tipo de enfermedades como la exclusión renal (el riñón dejo de funcionar debido a alguna problema de base como piedras, reflujo de orina o simplemente nunca se desarrolló), o reconstrucción de algún segmento de la pelvis renal o la unión ureterovesical.

Este tipo de cirugía incluso se considera la mejor opción en caso de donación de riñón de familiar relacionado o no relacionado.

¿En qué consiste este procedimiento?

Se realizan pequeñas incisiones en el abdomen de 1 cm o menos y a través de dichas incisiones se introduce un lente (cámara) que permite ver dentro de la cavidad abdominal y a través de pinzas especiales de laparoscopia se realiza la manipulación y extracción de los órganos o la reconstrucción de los mismos.

Es una técnica compleja y el médico que la realiza debe de tener amplia experiencia y entrenamiento en este tipo de cirugías.

El Dr. Ernesto Torres, gracias a su entrenamiento en uno de los servicios de Urología más grande del país y pioneros en la nefrectomía de donador laparoscópica pura, con el mayor referente de laparoscopia en México (Dr. Francisco López Verdugo) realiza esta cirugía con excelentes resultados.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

Es necesario que sea con anestesia general, debido a que el abordaje necesita de la completa relajación del paciente para poder insuflar aire (CO2) para poder visualizar y manipular de una mejor manera los órganos internos.

¿Requiere hospitalización esta cirugía?

Si, al ser una cirugía mayor debe de mantenerse el paciente hospitalizado de 24 a 48 hrs. dependiendo de cada paciente. La ventaja del abordaje laparoscópico es que al día siguiente el paciente está caminando y comiendo con molestias mínimas a comparación con la cirugía tradicional abierta.