CIRUGÍA PARA CÁLCULOS (PIEDRAS) EN LA VÍA URINARIA

 

Los cálculos urinarios, son concentraciones de múltiples minerales que se aglomeran en la orina para formar lo que mejor que se conoce como piedras urinarias. Estas piedras se forman en el riñón, sin embargo pueden migrar hacia la pelvis del riñón, el uréter o la vejiga y pueden provocar dolor muy severo, infecciones de vías urinarias, sangrado en la orina y lo más peligroso la pérdida de la función de un riñón.

El tratamiento de los cálculos urinarios depende de tres factores principalmente: La localización, el tamaño y si la piedra esta causando obstrucción de la salida de la orina.

URETEROSCOPIA SEMIRRÍGIDA

Si el cálculo esta provocando obstrucción de salida de la orina se considera como una urgencia y es prioritaria la desobstrucción del riñón; El escenario más común para que suceda esto es una piedra en el uréter del riñón, para resolver esto se puede contar con una solución temporal que consiste en colocar un catéter doble J (catéter que permite el paso de la orina) o una solución definitiva que consiste en un procedimiento endoscópico llamado ureteroscopia semirrígida.

¿En qué consiste la ureteroscopia?

Es un procedimiento de mínima invasión (SIN heridas) donde a través del meato urinario del hombre o de la mujer, se introduce un instrumento muy fino llamado “ureteroscopio” con el cual a través de una pantalla y una cámara es posible visualizar toda la vía urinaria.

Dependiendo del tamaño del lito urinario (piedra) se procede a realizar la pulverización del mismo con energía láser de Holmio o con un litotriptor y se extraen los fragmentos una vez disminuidos de tamaño.

¿Qué es el catéter doble j?

Algunas ocasiones según los hallazgos transoperatorios y dependiendo del grado de manipulación e inflamación de la vía urinaria es necesario dejar un catéter que va del riñón a la vejiga, este sirve para proteger la función del riñón y ferulizar el uréter.

Por lo general se deja algunos días e incluso semanas, pero siempre es necesario retirarlo. El catéter no es visible a simple vista ya que se encuentra en el interior del cuerpo por lo que el paciente no lo podrá ver, sin embargo puede ocasionar algunas molestias leves como sensación de querer orinar a cada rato y sangrado ligero al orinar.

URETEROSCOPIA FLEXIBLE

Si el cálculo se encuentra en el riñón, el tratamiento se basa en el tamaño del mismo y en si causa obstrucción o no. Si esta causando obstrucción se necesita colocar un catéter doble J y posteriormente resolver el cálculo. Si el cálculo es <1.5 cms se puede realizar un procedimiento endoscópico llamada ureteroscopia flexible, el cual requiere de un intrumento delgado con una cámara integrada, que gracias a su flexibilidad es posible acceder al riñón y destruir el cálculo con un láser de Holmio.

CIRUGÍA RENAL PERCUTÁNEA

Si el cálculo es mayor a 1.5 cms el tratamiento ideal es una cirugía percutánea; esta puede ser en su variante miniaturizada o convencional. La cirugía percutánea consiste en realizar un túnel que va desde la piel, con una herida <1cm hasta el riñón. Dentro de ese túnel se puede introducir un equipo endoscópico (cámara) y con ayuda de un láser de holmio o un litotriptor, se fragmentan las piedras y se extraen del riñón.

¿Es efectiva la cirugía renal percutanea?

Es la mas efectiva para la curación de piedras en el riñón mayores de 1.5 cm de diámetro o para aquellas piedras en forma de coral.

En cambio la ureteroscopia flexible no es adecuada porque se requiren de varias cirugías para eliminar este tipo de cálculos.

¿Que ventajas tiene la cirugía renal percutanea?

Recuperación mas rápida, con menos complicaciones, menos dolor y retorno a la vida laboral mas rápido en comparación con la cirugía abierta.

El Dr. Ernesto Torres cuenta con una amplia experiencia en este tipo de procedimientos al realizar una alta especialidad avalada por la UNAM bajo la tutela del Dr. Braulio Manzo Pérez

¿Cuando no se recomienda?

Si usted toma medicación para evitar los coágulos sanguíneos (anticoagulantes), debe dejar de tomarla antes del procedimiento o platicarlo con su urólogo tratante.

Esta cirugía tampoco está recomendada si está usted embarazada.

¿Cuanto tiempo me llevará regresar a mis actividades diarias?

Después de una cirugía renal percutánea sin complicaciones, usted estará en el hospital un par de días solamente. Su orina puede tener algo de sangre durante un par de días.

No planifique ningún ejercicio físico que implique fuerza las dos primeras semanas después del procedimiento ya que hay un riesgo alto de sangrado si lo hace.

¿Deja cicatriz?

Queda una pequeña cicatriz, casi imperceptible, ya que la incisión es menor de 1cm en la espada del paciente en caso de un procedimiento convencional; si se opta por la cirugía miniaturizada la incisión es de 5mm.